Pray For Paris

¡Nuestros sentimientos están con el pueblo de París!

Compartimos el Mensaje de Enric Corbera, Embajador de Paz otorgado por la Fundación Mil Milenios para la Paz, bajo el auspicio del Senado de la Nación Argentina, reconocido por la UNESCO, en relación a los acontecimientos ocurridos en París.

Una vez más, nuestros corazones son sobresaltados por unos acontecimientos dolorosos y llenos de “sin razón”.
Es un momento para la reflexión y la quietud mental; un momento para evitar dejarse llevar por la ira y la cólera. “A todos los corazones:
Queridos todos,
Una vez más, nuestros corazones son sobresaltados por unos acontecimientos dolorosos y llenos de “sin razón”. Es un momento para la reflexión y la quietud mental; un momento para evitar dejarse llevar por la ira y la cólera.
Es un momento de tomar conciencia de que la semilla de lo que ocurre en nuestra sociedad se halla en la conciencia colectiva; es la manifestación de un estado mental que cabalga a lomos de una polarización cada vez más creciente. Es un momento de pasar a la acción, una acción con plena consciencia, llena de respeto hacia uno mismo y hacia todos. Nuestras acciones, sean cuales sean, deben de estar libres de victimismo, venganza y odio. Como nos diría Kenneth Wapnick:
“Tú te puedes encontrar en una guerra y tener que disparar; lo importante es tener conciencia con quién lo haces: con el ego o con el Espíritu Santo.”
Nuestra conciencia vive en la dualidad, llena de luces y de sombras. Es hora de trascenderla mediante la comprensión. Me uno al dolor de todos aquellos que sufren, pero sobretodo me uno a sus mentes y a su Ser.
Busquemos en el Ser el perdón necesario para poder trascender esta barbarie que estamos viviendo desde la historia de los tiempos.
Nuestra sensibilidad a toda esta “demencia” que nos envuelve es una oportunidad para tomar conciencia y cambiar cada uno de nosotros con el fin de poder vivir en un mundo en paz.
Me uno al canto de realizarnos como “adultos emocionales”, responsables, desde nuestras pequeñas conciencias, del mundo en el cual vivimos. Ya no podemos seguir lavándonos las manos; ya no podemos seguir ocultándonos detrás del victimismo; ya no podemos decir que con esto que pasa allá en el mundo “no tenemos nada que ver”. La liberación del sometimiento de esta locura está en nuestras mentes que se ponen al servicio de nuestros corazones.
David R. Hawkins, Doctor en Medicina y en Filosofía, el que fue director del Instituto de Investigación Teórica y Espiritual avanzada y miembro vitalicio de la Asociación Psiquiátrica Americana nos dice en su libro El Ojo del Yo:
“En los niveles superiores (de Consciencia), el conflicto se resuelve con la comprensión y a compasión, mientras que en los niveles inferiores, el conflicto se resuelve con las luchas, las persecución y la guerra”.
Que la Paz anide en todos nuestros corazones.

Con Amor,

Enric Corbera,

 

Comparte esta información en...